LA DIALECTICA

DIALÉCTICA.

La forma más controvertida de la Lógica Concreta es la Dialéctica, iniciada por Hegel y continuada por el marxismo.

La dialéctica tiene una gran importancia ideológica por el hecho de su nivel de acercamiento a la realidad.

Debemos recordar que mientras más cerca se esté de los acontecimientos reales se vuelve más difícil prescindir  del compromiso ideológico con esos acontecimientos.

La dialéctica no busca alejarse de la realidad para comprenderla mejor, sino que quiere acercarse más a ella, involucrarnos más con las contradicciones de la naturaleza, del hombre y de la sociedad.

ANTECEDENTES. LA DIALÉCTICA SOFISTICA.

La dialéctica, en su forma primitiva data del período clásico de la antigua Grecia.

La dialéctica fue cultivada por los “sofistas”, quienes por medio del diálogo buscaban contraponer los aspectos conflictivos de la realidad.

Los sofistas griegos no llegaron a formular la contradicción como elemento de la realidad, pues su interés era el triunfo en la discusión.

Cuando planteaban una contradicción, lo hacían con el interés de mostrar que estaban en lo cierto y que el adversario estaba equivocado. Por eso es que la dialéctica sofística no fue más que un ejercicio retórico sin mayor trascendencia para la investigación de la contradicción.

LA DIALÉCTICA HEGELIANA.

Hegel ya no considera la dialéctica  como un diálogo sobre aspectos opuestos; en su doctrina la teoría dialéctica  alcanza un más alto grado de formulación.

Hegel entiende la dialéctica como “el movimiento más elevado de la razón, en el cual, las apariencias separadas por la oposición pasan la una  a la otra y se superan”.

Se trata de llegar a determinar la “unidad de los contrarios” de una manera tal que lleve a una nueva realidad o a un nuevo sentido de la realidad.  

Antes de seguir adelante debemos dejar claro que, aunque dijimos que en la doctrina de Hegel la dialéctica alcanza una alto grado de formulación, esa formulación queda marcada por la formulación idealista de su doctrina. La doctrina de Hegel es un idealismo dialéctico.

El punto de partida del pensamiento hegeliano es la noción abstracta del “ser”. Si afirmamos sencillamente que el “ser” es, establecemos una relación abstracta que nos remite  al hecho de que cada uno de los objetos concretos es algo, aunque no estemos pensando qué cosa es.

La afirmación “el ser es” y todas las que se refieren al “ser”, por aplicarse a todos los objetos concretos en general, no se refieren a ninguno en particular. Hegel parte de la  noción de “ser” e investiga las características de ese “concepto” donde se reúne la “realidad” en general y la “razón”.

Ese pensamiento puro del “ser” no presupone nada en concreto y nada añade a los conocimientos reales que puedan llegar al pensamiento.

La noción de “ser” no revela nada desconocido, pues lo desconocido está en el contenido concreto del pensamiento.

Desde un punto de vista concreto, el pensamiento puro del  “ser” es también pensamiento de la “nada”. Sólo así, al principio del movimiento de la realidad, Hegel puede afirmar que el pensamiento toma conciencia de su “vacío de ser”.

Esa conciencia del vacío del ser es la contradicción inicial que pone en marcha el movimiento de la idea, que es el mismo movimiento de la realidad.

  En su movimiento por llenar ese vacío del ser, el “ser en sí” sale de sí, generando la realidad existente, concreta, el “ser ahí”, que es una contradicción debe ser superada por una nueva condición del “ser” que toma conciencia, asume en sí, como elemento de una totalidad a las cosas existentes del “ser ahí”.


LOS MOMENTOS DE LA DIALÉCTICA.

El proceso de la dialéctica en general, independientemente de su orientación idealista (Hegel) o materialista (Marx), puede resumirse de la siguiente manera:   Dada una realidad, llamada “tesis”, por su propia dinámica interna, “genera” otra realidad, llamada “antítesis”, que “contradice” a la primera.

Se establece entre ambas una correlación de fuerzas contradictorias que cada vez va perdiendo más estabilidad. (Al estado de la correlación de fuerzas en un momento determinado se le conoce como “coyuntura”.)

Llega un momento en que las contradicciones se agudizan de tal manera que son insostenibles; ese momento es llamado “punto nodal de las contradicciones”, “coyuntura nodal” o simplemente “nudo de las contradicciones”.

Una vez que se llega a ese momento, se desencadena un proceso llamado “proceso de superación de la contradicción, que lleva a la constitución de una nuevas realidad llamada “síntesis” en la cual  las contradicciones se resumen de un modo nuevo.

La “síntesis” se vuelve “tesis” para empezar una nueva etapa.

Los momentos de la dialéctica pueden ser ilustrados por el siguiente esquema:

 


Hola, suerte al pasar por esta página Hora exacta en El Salvador. C.A.
 
Publicidad
 
Jerarquia de Valores
 
Responsabilidad
Honor
Justicia
Valentia
Respeto
Practicalos y de seguro tendrás éxitos en tu vida y las acciones que lleves a cabo

Suerte al pasar por ésta página
Bienvenido.
Cómo Pasa el Tiempo
 
 
Hoy es el dia empieza ya.
 
Adelante tú puedes.
Me gustan las personas que enfrentan la realidad por dura que esta parezca,.
 
Hoy habia 1 visitantes (33 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=